jueves, 26 de mayo de 2011

Dos poemas de Consumir preferentemente

Foto de Julie Forbeau

FORGOTTEN

Porque el olvido estuvo siempre detrás de una ventana o unos labios
porque la muerte nos aguarda indiferente para pulsar
la tecla off del corazón
porque la lluvia nos reúne en la tristeza
porque tus besos de yogur me hicieron daño
porque si alguna vez, o dos, miras el mar, verás que solo hay nieve
porque te quiero absurdo como soy.


______________________


POSTDATA

Aún sigo rebañando tu último beso.


Raúl Vacas
en Consumir preferentemente.
Anaya.

2 comentarios:

emmagunst dijo...

quiero más!

Antonio Aguilar dijo...

Pues sí que hay más. Es un libro feliz, divertido. Posiblemente no cambie la historia de la literatura pero a veces se agradece leer algo así. Yo lo hice en la Plaza del Cardenal Belluga en Murcia, con una cerveza y esperando a que esa persona por la que bebo los vientos saliera de la escuela de arte dramático. No digo más.